Pasado

Contra viento y Marea

Por 20 marzo, 2017 No hay comentarios

El primer ciego en cruzar el Estrecho de Gibraltar a nado

Ya puedo presumir de ser el primer ciego en atravesar a nado el Estrecho de Gibraltar. No habría podido lograrlo sin todo el equipo que me ayudó y arropó. Y dicho queda que lo hice por una buena causa, ayudar a los niños más desfavorecidos respaldando una iniciativa de Kubuka ONG.

Todavía me emociono cuando pienso en mi cruce del Estrecho de Gibraltar.

Lo tengo muy reciente…

Luchamos contra olas de dos metros y medio que nos hacían retroceder más de lo que avanzábamos. Y digo “nos hacían retroceder” porque íbamos en equipo: el mejor equipo.

Una idea peregrina que nació con un buen fin, y os lo explico: queríamos ayudar a unos niños cuyo poblado fronterizo en Zambia no tenía recursos para construir un polideportivo. Niños expuestos a males inconcebibles vistos con ojos de occidente. Males que no podemos erradicar pero que pueden mitigarse o evitarse en parte con un poco de deporte. Y yo sé, como el mejor, cuánto bien te puede hacer el deporte.

Por eso dije sí y por eso me tiré al mar: por los niños

Y para que mi ayuda llegara a los niños colaboré con los verdaderos protagonistas de toda esta aventura: Kubuka: más por ellos.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×