Alto rendimientoBlogCoachingOrador motivacionalPasadoPresente

No cumplo años, cumplo objetivos – Reflexión en mi cumpleaños

Por 20 septiembre, 2017 No hay comentarios

En vez de añadir más años a tu vida, añade más vida a tus años

 

Es curioso lo que determinadas fechas pueden producir en nosotros.

Acaba de ser mi cumpleaños

Cumplo 30 años. No es solo una cifra. No solo cumples un año más. En cierto sentido te hace reflexionar y recapacitar sobre tu vida. Sobre todo echando la vista atrás y remontándome a mí 20 cumpleaños. ¡Una década! Esto me hace reflexionar y recapacitar sobre las cosas que me han pasado y lo que he vivido.

Entonces, a los 20, era un joven inmerso en una profunda búsqueda personal.

Aspiraba a transformarme a mí mismo y, por ende, reinventar mi propia existencia

En aquellos días mis aspiraciones eran más sencillas. Simplemente buscaba la felicidad como persona y mejorar como deportista. Aquello me llevó a un sinfín de esfuerzos y visualizaciones de trabajo interior. Aprendizaje, lecturas, conversaciones… y entrenamiento exhaustivo para empezar la década en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008.

Se abría una de las etapas más bonitas de mi vida.

Unos meses después entró Gayla en mi vida, mi primera perra guía

Enhamed siempre con Gayla o con Adele, cuando no las dos - En la foto está en Mens Health - Adele es tan MIBer como yo - Hicimos juntos el MIB en ISDI - Enhamed Coach - Orador motivacional - Superación personal

Enhamed siempre con Gayla o con Adele, cuando no las dos – En la foto está en MensHealth – Adele es tan MIBer como yo – Hicimos juntos el MIB en ISDI – Enhamed Coach – Orador motivacional – Superación personal

Esto supuso un antes y un después en mi existencia. Ella me ayudó a conectar mejor con los demás. Aprendí, incluso, que las interacciones sociales de un perro son más sencillas y coherentes que la de un ser humano. Con ella viví grandes momentos (sobre todo de alegría) en un proceso de aprendizaje constante. Disfrutamos y nos equivocamos juntos. Confieso que me caí muchas veces; descubrí la extraña sensación de entrar una casa ajena, por error, o subirte a un coche que no es el tuyo… anécdotas al fin y al cabo.

Gayla me acompañó al final de mi etapa deportiva en mundiales. En mis últimas olimpiadas vivió mis éxitos y compartió mis fracasos. Noches de insomnio en los que yo estaba perdido y ella me hacía compañía y sentía su cariño. Noches de alegría en las que las cosas salían bien y ella formaba parte de mi éxito, nuevamente en su compañía.

Incluso cuando tomé una de las decisiones más difíciles en mi vida: dejar la natación y saltar el charco para ir a Estados Unidos

Entonces empecé a visualizar un posible futuro ofreciendo conferencias y tenía que expandir mi inglés para poderme valer también en ese idioma. Empecé a dar forma a mi idea de convertirme en “coach” y mientras tanto mejoraba el idioma y hacía nuevas amistades. Con el tiempo evolucioné hacia orador motivacional.

Años viajando, con mi maleta, descubriendo un nuevo mundo para mí sin más compañía que Gayla. Siempre conmigo. Ella me guió y ella me facilitó que pudiera relacionarme con las personas de mi entorno. Su mirada, su bondad, su lealtad y su amor me dieron fuerzas y me abrieron muchas puertas y muchos corazones. Hablo de personas a las que, sin Gayla, no habría podido acercarme, porque ella era mis ojos y me ayudaba a romper el hielo. Mejor que cualquier estrategia humana, mejor que nada que yo pudiera planificar: su cordialidad.

He vivido tantos momentos especiales con ella…

Gayla cruzó la línea de meta al terminar el Iron Man de Lanzarote. No pudo hacer el ascenso al Kilimanjaro pero me esperó en casa y me recibió emocionada después de hacer cumbre y regresar a España. Estaba a mi lado en la entrevista con Risto Mejide, en “Viajando con Chester”, cuya mirada (la de Gayla) decía “¿Es que no vais a terminar?”

Al final de esta entrada tenéis un enlace para ver la entrevista completa con Risto Mejide.

Gayla cruzó la línea de meta al terminar el Iron Man de Lanzarote - Enhamed Coach - Orador motivacional - Superación personal

Gayla cruzó la línea de meta al terminar el Iron Man de Lanzarote – Enhamed Coach – Orador motivacional – Superación personal

Volvimos a saltar el charco, en pareja y nos fuimos a San Francisco. Pero los años pasan factura (alegórico, teniendo en cuenta que escribo este post para celebrar mi 30 cumpleaños) y Gayla empezó a tener artrosis y a pedir la jubilación a gritos (o ladrando… bueno, ya me entendéis).

Gayla se jubila, pero no me abandona.

Y entra en escena “mi segundo amor perruno”: Adele

Su llegada coincidió con la publicación de mi libro IronMind, previo paso por la Maratón de Nueva York. Si bien es cierto que se pasó medio día durmiendo mientras yo me dejaba el alma en el asfalto, también lo es que acompañó a mis amigos para verme correr.

No se perdió las interminables entrevistas que me hicieron en todos los medios de comunicación en la promoción de IronMind.

Gayla y Adele con el libro de Enhamed - Ironmind - Enhamed Coach - Orador motivacional - Superación personal

Gayla y Adele con el libro de Enhamed – Ironmind – Enhamed Coach – Orador motivacional – Superación personal

Y me acompañó (y sigue haciéndolo) en cada conferencia que imparto, frente a 100 personas o 3000, recibiendo sus aplausos y robándome el protagonismo. Ha desarrollado un talento especial para ponerse en pie cuando los aplausos son para ella… afán de protagonismo… Se cree que no la veo.

Estoy cerrando la década… pero como suele pasar, cuando crees que las cosas seguirán igual, las cosas cambian. Evolucionan.

Pensamos que nuestro progreso es lineal, y con él las cosas que nos pasan. Cuando pasamos un bache podemos pensar que no saldremos de él, cuando estamos bien no concebimos un cambio a peor. Pero la realidad se impone a nuestros sueños (y a nuestras pesadillas).

Lo dicho… cuando nada va a cambiar, todo cambia

El pasado curso tomó un cariz académico: inicié algo que había anhelado durante años, estudiar psicología en la Universidad Europea de Madrid (UEM) y me aventuré matriculándome en ISDI (Instituto Superior para el Desarrollo de Internet) para hacer un máster, el MIB (Master Internet Business) y comprender mejor el entorno digital que tanto nos condiciona y, en mi caso, tanto me facilita la existencia. Quise hacer psicología para comprender cómo funciona nuestra mente y el MIB para comprender la tecnología que nos rodea y forma parte de nuestras vidas en pleno s.XXI.

Todo esto contribuyó a mudar muchos de mis antiguos pensamientos, por lo general, para mejor.

El MIB ya se terminó. Ya puedo proclamar a los cuatro vientos que soy MIBer

Adele es tan MIBer como yo – Hicimos juntos el MIB en ISDI – Enhamed Coach – Orador motivacional – Superación personal

Soy MIBer… y formo parte de una comunidad, la vanguardia de la digitalización empresarial. Hice grandes amigos y pude escuchar, en primera persona, las explicaciones del mejor plantel de profesores del entorno digital.

Pero soy inquieto por naturaleza

Y dicha naturaleza no me permite adoptar el sedentarismo como parte de mi vida cotidiana.

Compaginé la carrera y el MIB con mi entrenamiento y con mi trabajo (porque también he de comer…) con la vista puesta en el Estrecho de Gibraltar. Quería ser el primer ciego en cruzarlo a nado. Pero para ello, y para compaginarlo con los estudios, tienes que madrugar…

Mi jornada empezaba a las 05:00h todos los días. Siempre puedes hacer mucho más de lo que piensas. Primera etapa cotidiana… pasear a Adele. A las 05:30h ponía rumbo unos días a la Universidad Europea de Madrid, otros días al trabajo. Y después a entrenar, todos los días. Sin olvidar las tareas del MIB (que no son pocas) en ISDI enfrascado en reuniones de equipo, asistir a clase y volver a pasear con Adele. Mi jornada terminaba entre las 11:30h y las 12:30h, durante todo el curso. Jornadas en las que dormí cinco horas diarias, aunque siempre recomiendo lo contrario, “en casa de herrero…”

La lectura positiva es que esto te enseña hasta qué punto puedes llevar a tu cerebro, hasta dónde puedes exigir a tu cuerpo

Por fin terminé el Máster. Bueno, lo terminamos, que Adele es tan MIBer como yo, por lo que ha aguantado la pobre.

Llegó el verano y no se me ocurrió otro modo de celebrarlo que embarcándome (literalmente) en otra aventura: hacer el Camino de Santiago a vela. Quién se lo iba a decir a mi abuela, lo curioso que es llegar a Santiago de Compostela y recibir “la compostelana”. ¡Ojo! Que también la recibió Adele, que veló por mí por tierra y mar, como un peregrino más.

Ahora cumplo 30 años, y aquí la tengo a mi lado, en Gran Canaria. Y que conste que estoy en Gran Canaria, no para descansar… no. No sería yo. Preparando una travesía de 27km en el mar. 10Km más que el Estrecho de Gibraltar. El modo perfecto para culminar una década de aprendizajes y vivencias.

Si quisiera resumir esta década huyendo de adjetivos como “increíble”; “maravillosa”, “extraordinaria”, lo haría reflexionando sobre mi actitud. Ha sido un camino en el que he dicho más veces “sí” que “no”.

He hecho más cosas que las que he dejado de hacer. He conocido a más personas de las que he renunciado a conocer. Me he enamorado y desenamorado para volverme a enamorar. El amor verdadero te llena desde el corazón.

Es cierto que se puede amar y amar…

Amo a mis perros, porque ponen ojos a mi vida. Amo a mis amigos porque ellos dibujan mi sonrisa. Amo a mi familia porque ellos me enseñaron a andar y a nadar y a amar. Y sobre todo a una persona muy especial porque en tan solo unos pocos meses hace que sienta mi corazón precipitarse con solo pensar en ella.

No podría haber imaginado el Enhamed de veinte años: inseguro pero tenaz, tímido pero deseoso de felicidad que, diez años después sería el Enhamed que ahora soy.

Echando la vista atrás en el día de mi cumpleaños cobra sentido una frase que leí en mi búsqueda personal… “sobreestimamos lo que podemos hacer en un año y subestimamos lo que podemos hacer en un día”.

Termino esta reflexión dándoos las gracias.

Muchísimas gracias a todos por acompañarme en este periplo. Os deseo que tengáis un camino tan extraordinario o más que el mío. Gracias por acompañarme, espero que nos sigamos viendo muchos años más.

 

—————-

—————-

Enhamed entrevistado por Risto Mejide en Viajando con Chester - Cuatro - Superación personal - Coach - Alto rendimiento - 30 cumpleaños de Enhamed

Enhamed entrevistado por Risto Mejide en Viajando con Chester – Cuatro – Superación personal – Coach – Alto rendimiento – 30 cumpleaños de Enhamed

Pincha aquí para ver el vídeo íntegro con Risto Mejide en Viajando con Chester

 

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×