Pasado

Define tu Objetivo

Por 20 marzo, 2017 No hay comentarios

En 2002 comprendí que si quieres cumplir tus objetivos tienes que apuntártelos.

Para alcanzarlo y no quedarte a mitad de camino.

 

Si aprendes a dejar por escrito tus metas las alcanzarás. Proponerse una meta por escrito es como firmar un contrato con uno mismo. Habrá momentos en los que sientas que flaqueas y será eso lo que te ayudará a perseverar.

La natación fue un remanso de paz que sacaba lo mejor de mí mismo y me ayudó a integrarme. Sin embargo empezó a pesarme pasar tantas horas nadando sin tener un objetivo real.

Seguía adelante por la motivación de mis entrenadores, por su tenacidad, cosa que siempre agradeceré. Hasta que José Luis Vaquero dijo una frase que me marcó para siempre. Me dijo que tenía que concentrarme en cuerpo y alma en mis objetivos. Pero, ¿cuáles eran mis objetivos?

Mi primer reto sería romper un récord, superarlo. Batirlo

Y para empezar consistió en no faltar ni un día a mi entrenamiento: del 1 de enero de 2002 hasta el 30 de septiembre de 2003. No había excusa que me alejara de la piscina. Y llegó mi primer Campeonato Internacional de natación, en Argentina, en el III Campeonato del Mundo de IPC, en Mar de Plata.

En 2003 logré mis primeras medallas cosechando 4 medallas de bronce y 2 de plata en el II Mundial para Ciegos de IBSA 2003

Algo había nacido dentro de mi… Seguía queriendo batir un récord, pero no ya personal… ahora quería batir un récord del mundo.

Dejar una respuesta

×