En este post quiero compartir algunos de los pensamientos y emociones que he tenido en las últimas semanas.

He reflexionado mucho estos días y plasmado alguno de dichos pensamientos en papel.

Me he dado cuenta, que este es…

El primer cumpleaños desde que cumplí los 14 años que no tengo nada especial que reseñar.

Al menos desde el punto de vista de éxito social o personal.

 

Durante más de la mitad de mi vida, he tenido metas ambiciosas que he luchado por conseguir. No siempre he alcanzado lo que he querido. Pero en la revisión anual en estas fechas podía señalar al menos algún éxito en la esfera personal o social. Sin embargo en este caso he comprendido algo nuevo. El hecho de que este año ha sido a todos los niveles “un año normal”.

Mi cumpleaños... pensamientos y emociones de Enhamed. Un año sin metas específicas despues de superar muchos retos y convertirme en MIBer - Enhamed Coach

Mi cumpleaños… pensamientos y emociones de Enhamed. Un año sin metas específicas después de superar muchos retos y convertirme en MIBer – Enhamed Coach

Tenía claro que necesitaba un descanso. 2017 fue muy intenso. Me convertí en MIBer, crucé el estrecho de Gibraltar a nado. Nadé la travesía de Maspalomas y algunos otros logros.

Siempre obtenemos lo que queremos, consciente o inconscientemente. A lo largo de este año no me he marcado ninguna meta específica. Ta  solo ampliar mi empresa de coaching y con ello poder atender a más personas. Tengo que decir que esto sí lo hemos logrado. Pero he tenido la sensación de no haber progresado, y para mí esa es una verdad inaceptable.

Como podéis leer, escribo con el corazón.

 

Este año tenía un propósito muy claro. Quería saber cómo viven su día a día muchas personas, por lo que hice lo que la mayoría hace:

  • No marcarme objetivos claros
  • Sumergirme en las redes sociales y el móvil
  • No aprender nuevas habilidades o mejorar de forma metódica mis conocimientos en algún área
  • No prestar atención a los detalles en el día a día
  • Vivir cada día pensando: bueno si no lo hago hoy, ya lo haré mañana
  • Comer de forma poco adecuada: comidas fuera de casa, comida basura, etc.
  • No cuidar mi cuerpo: he estado 7 meses en total sin hacer ningún tipo de ejercicio físico
  • Dormir poco y mal
  • Pasar tiempo con gente que no me aportase nada a ningún nivel
  • No hacer mi entrenamiento emocional
  • Pasar más tiempo viendo series de Netflix que leyendo algo de calidad
  • En fin, un largo etcétera…

Desde el mundo del desarrollo personal, hay una especie de tabú…

Tabú por el cual aquellos que se proclaman a sí mismos como “gurús”, no hablan de ninguna flaqueza ni error.

 

Y si lo hacen, son cosas trágicas que han superado o grandes logros. En ningún momento mencionan los miles de momentos de debilidades, tentaciones, errores, que todas las personas experimentan a lo largo de un año. Parece que cada uno de ellos tiene algo especial que les hace diferentes a todos los demás. Eso sí, mientras nos dicen que son como tú y como yo.

Este experimento me ha hecho ver con total claridad que nadie está libre de tirar su vida por la ventana. Pero tampoco estamos condenados a repetir nuestros mismos errores una y otra vez.

A lo largo de este período, he experimentado la desesperación más absoluta pero también me he reído por cosas simples. He encontrado el amor de personas que siempre me lo habían dado pero mi ceguera frente del logro no me había permitido verlo hasta este momento.

También ha habido personas que se han mostrado tal y como son. Personas que han sido una gran decepción ya que al no ver el halo de éxito han huido con pies en polvorosa.

Aparentemente yo era su muleta emocional.

 

Estas últimas semanas, me han hecho comprender realmente por qué hacemos lo que hacemos, y qué es lo que falla en muchos sistemas de crecimiento personal.

Lo iré compartiendo a lo largo de las siguientes semanas.

Después de sumergirme dentro de mi mismo, he sacado las siguientes conclusiones:

Somos mucho más que lo que muestran nuestra vida actual (resultados, amistades, ingresos, etc.)

Hay personas que no les importa tu aspecto físico, ni el tamaño de tus resultados. Nos quieren por quienes somos y aunque a veces no nos aprueben, estarán ahí para nosotros pase lo que pase.

Para hablar realmente de crecimiento personal, es necesario no solo marcarnos metas y vivir con una sonrisa cada día. También debemos conocer nuestras sombras: esa parte que todos tenemos dentro pero que nos han enseñado a ocultarla, porque ahí radica parte de nuestra fortaleza

Y os dejo con dos reflexiones dignas de la saga de Citas de liderazgo que estoy publicando en redes sociales:

“Quien esté libre de pecado que lance la primera piedra”

“El progreso está en el corazón de cada persona” – Abraham Lincoln

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×