OBJETIVOS Y FOCO

 

Me encontraba paseando con dos amigos por Union St, una de las calles más transitadas de San Francisco, la cual está repleta de restaurantes de todo tipo. Llevábamos caminando al menos una hora. Visitábamos diferentes partes de la ciudad y puesto que ya era la hora de comer, Dennis sugirió que nos parásemos a tomar algo a lo que todos estuvimos de acuerdo.

Lo curioso es que habiendo tantas opciones, ninguna convencían a Kate. Quien nos daba diferentes razones por las cuales no deberíamos entrar en este o aquel restaurante.

Uno estaba muy lleno. El otro olía extraño. El de más allá era demasiado caro…

Finalmente acabamos en un restaurante vegetariano. Delicioso, aunque no era lo que más le apetecía a Dennis, quien solo veía una gigantesca pizza en su mente.

Durante la comida hablamos de varios temas. Salud, dieta, y «sentirse bien con nuestro cuerpo…» En esa conversación afloró poco a poco que Kate había comenzado un “estilo de vida nuevo” ya que ella jamás haría dieta. En ese nuevo “estilo de vida” tenían prioridad las verduras y por supuesto, cuantos menos hidratos mejor.

Estuve reflexionando acerca de esta interesante situación. El restaurante vegetariano al que fuimos no era el más cercano, Kate estaba cansada y le dolían los pies. Pero ella no podía decirse, ni siquiera a sí misma, que estaba a dieta ya que eso la pondría en rebeldía contra sí misma. Pero en su mente solo podía comer algo vegetariano para ese día por lo que mantuvo su mirada puesta en el restaurante que se ajustaba a sus necesidades hasta que lo encontró.

Aquí está presente en toda su esencia el mantener objetivos y foco

Pero aún más claro, las metas que guían cada una de nuestras acciones.

Cuando tenemos una meta clara podemos hacer lo que tengamos que hacer para cumplirla.

  1. Has de tener una meta específica
  2. Tienes que contar con una fecha concreta
  3. Medita las acciones que realizarás para cumplirla
  4. Mantén la flexibilidad para cambiar de planes si hace falta
  5. Prémiate cada día que cumplas tu plan
  6. No te obsesiones con el resultado

Este último punto es muy importante. Aunque tengas claro tu objetivo no te obsesiones. A veces conseguimos lo que queremos de una manera que no esperamos y puede que eso sea aún mejor de lo que habías previsto.

Recuerda:

“Obtenemos lo que necesitamos, no lo que queremos”

¡Nos vemos!

Join the discussion 2 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×