Termino la trilogía de publicaciones dedicada a explicaros mis servicios como coach con un último título: Desarrollo de talento. También llamado “Team building”, aunque me quedo con lo del “talento”.

Las dos entregas anteriores fueron: Coach y Conferencias de coaching. Sumando éste último os podréis hacer una buena idea de qué servicios de coaching os ofrezco como profesional.

Os decía al principio que me quedo con lo del “talento”… y todo tiene explicación.

Me parece que la idea del “Team building” está demasiado manida, y por lo tanto, devaluada. Cualquiera puede subirse a un estrado y predicarlo. No imagináis las conferencias que he podido ver en Youtube de supuestos profesionales que enarbolan la bandera del coaching para hablar del tópico que hoy nos concierne. Con esto vuelvo a retomar la figura del “coach cuenta cuentos” del artículo anterior (el de las conferencias).

Porque… no todo el que habla tiene algo que decir.

Desarrollo de talento con Enhamed - Team building - Enhamed Coach - Blog de coaching

Desarrollo de talento con Enhamed – Team building – Enhamed Coach – Blog de coaching

Y cuando alguien predica sin el ejemplo, puede ser considerado un charlatán. Eso mismo pasa muchas veces en mi sector y creedme, como en todos los demás, acabamos pagando justos por pecadores.

En algunos vídeos veo las clásicas prácticas en equipo que refuerzan todo menos el talento de los miembros del equipo. Prácticas válidas para una tarde, incluso un fin de semana de ocio, que no de trabajo. Porque en eso consiste esta actividad: en trabajar. Trabajar para mejorar el rendimiento individual de cada uno de los empleados. Trabajar para engrasar la maquinaria que forman todos ellos. Y trabajar para pulir la eficacia del equipo y que trabajen como uno solo y logren sus objetivos.

El resto es pasatiempo. Caro, pero pasatiempo al fin y al cabo.

“Hacemos” lo digo en plural porque cuento con un equipo que me ayuda. ¿Cómo predicar el trabajo en equipo desde la soledad?

Pues bien, de equipo os hablaremos, y también yo os hablaré. Que entiendo bastante de la cosa. Porque no son pocos los equipos de los que he formado parte. Sobre todo si nos referimos a mi actividad como nadador olímpico. Incluso como deportista de élite. Y claro está, como desarrollador de talento para multinacionales y primeras firmas, españolas y extranjeras. Trasladando mi experiencia deportiva y empresarial a las necesidades de la tuya.

Os haremos una radiografía, diagnosticaremos dónde están los márgenes de mejora y, si confiáis en mí, os daremos las pautas necesarias para que el trabajo en equipo sea una realidad.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×