Hoy procuraré explicarte el concepto de «coach» y cómo sacarle todo el jugo a tu experiencia de «coaching»

Si has entrado en mi «blog de coach», seguramente te habrás paseado por mi Web (o estás a punto de hacerlo). En ella encontraréis la sección «Servicios», de hecho es la primera pestaña del menú. Y dentro de esta sección, veréis mis tres áreas de trabajo: Orador motivacional; Coach y Desarrollo de talento.

Empiezo hoy una mini saga de artículos (en la que te explicaré cada uno de mis servicios) comenzando con el de coach.

Pero para explicaros mi labor de coach, lo primero de todo será explicaros qué es el coaching y para qué sirve

Mi profesión como Coach - Enhamed Coach - Coaching - Coach - Orador Motivacional - Team Building - Desarrollo de talento

Mi profesión como Coach – Enhamed Coach – Coaching – Coach – Orador Motivacional – Team Building – Desarrollo de talento

El coaching es una tarea ejercida por un coach que sirve para sacar todo el rendimiento posible de su cliente. Éste, el cliente, se pone en manos de un experto que le ayudará a limar sus asperezas, como profesional. Una vez limadas esas asperezas (que pueden ser de carácter, personalidad, confianza y/o profesionalidad, entre muchas) entonces empieza lo bueno. ¿Y qué es «lo bueno»? Hacer que aflore todo el verdadero potencial del cliente para que se sienta realizado profesionalmente. Muchas veces «lo profesional» irá ligado con «lo personal», con lo que conseguimos doble satisfacción: Una, dentro del entorno laboral, otra en el privado (familia, amigos…).

No se trata tanto de una labor psicológica orientada a la autoestima, como de reconocimiento de uno mismo. Y para reconocerte, primero has de conocerte. Saber quién eres, no cómo quieres que te vean o verte tú mismo. Saber tus limitaciones, conocer tus puntos débiles y fuertes. Una vez «conocido», podrás empezar a reconocerte. Digamos que «conocerte» se restringe al ámbito personal y «reconocerte» se trasladaría al profesional.

Tú te conocerás, tus colegas (o jefes) te reconocerán. Reconocerán tu esfuerzo, tu talento, tu trabajo, tu valía…

Ahí radica el mi trabajo como coach

A partir de ahí tendrás que ponerte metas y yo ayudarte a alcanzarlas.

¿Trabajaremos duro?

Ya te confirmo, de antemano, que sí.

Piensa que cuanto más duro trabajemos, en equipo, más lejos llegarás tú en tu camino. Yo no puedo empujarte hasta la meta, pero si tienes fe ciega en mi, seré tu guía.

Necesitaremos confianza mutua entre coach y cliente

Yo tendré que confiar en ti como cliente. Necesito saber que crees en mi y que si me has elegido es porque soy tu mejor opción. Aquél que te ayudará a conseguir lo que te propongas porque tú quieres que te guíe.

Tú tendrás que confiar en mi, como coach. Deberás comprender que tú eres único para mi, pero dentro de serlo, me he enfrentado a muchos retos similares al tuyo. Y la experiencia es un grado.

Hazte cargo de lo siguiente: donde tú veas un límite, yo veré un obstáculo a sortear. Donde tú veas un imposible, yo veré un reto. Donde tú no veas nada, yo ya lo habré visto todo y te cogeré de la mano para que no dudes al dar el siguiente paso. Cuando tú veas tu pasado, yo te haré ver tu futuro.

Esa es mi manera de entender la vida y así la verás tú cuando nuestro camino se separe, después de lograr tu objetivo.

No te modularé. No te cambiaré la personalidad. Ni te haré pensar de otro modo. Sí adquirirás confianza en ti mismo. Haré que no dudes. Lograré que sepas distinguir entre útil e inútil para que no pierdas energías. Y conseguiré, sobre todo, que mis servicios de coach sea la mejor decisión que hayas tomado en tu vida profesional, hasta que entiendas que ya has agotado toda mi necesidad. A partir de ahí terminará el vínculo coach/cliente y celebraré cada noticia que tenga tuya para contarme tus nuevos logros.

 

Enlaces a mis servicios:

Coaching

Conferencias

Desarrollo de talento

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×