Hoy voy a hablaros de Baden-Powell, el fundador del movimiento Scout, mencionado en mis “citas de liderazgo”.

A estas alturas conoceréis todos mis “citas de liderazgo”.

Hoy os voy a hablar de una de ellas, o mejor dicho, de una de las personalidades que he citado en esa saga. Y a la que volveré a citar.

Os hablo de Baden-Powell, el fundador del movimiento Scout.

Baden-Powell fundador del Movimiento Scout - Escultismo - Scouts - Baden-Powell - BP - Enhamed - Coach - Coach en Madrid

Baden-Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

Para ser más exactos: Sir Robert Stevenson Smith Lord Baden-Powell of Giwell. Para los Scouts “BP”.

Un tipo peculiar sobre el que he reflexionado largo y tendido muchas veces. Con “antes”, me refiero a antes de las citas mencionadas. Con curiosidad de quien observa un fenómeno desde la distancia. Ahora, manteniendo la misma distancia, desde la curiosidad profesional. La curiosidad de un coach.

Para que entendáis mejor de qué os hablo, empezaré por darlo a conocer. Es la típica persona de la que casi todos hemos oído hablar pero realmente la desconocemos. Cuando te detienes un instante y arañas en la superficie de su vida, y profundizas un poco en ella, resulta fascinante.

Os hablo de un hombre cuya vida no se entendería sin contextualizarla: un militar profesional, de carrera. Militar, pintor, músico, escultor, actor… y al final filántropo. ¿Cómo se conjuga todo esto?

Es un hombre fruto de una época. Hablo de tiempos en los que el colonialismo era el pan nuestro de cada día. Y él, como buen inglés, de su tiempo, luchó para salvaguardar un Imperio. No seré yo quien juzgue el pasado porque el pasado, pasado está y sirve para entender el presente y mejorar el futuro.

Luchó en África para sostener al imperio británico y luchó contra nativos, pero sobre todo contra otra potencia colonial de su época: Holanda. Holanda, o los descendientes de holandeses en las actuales Sudáfrica y Namibia, los Boers. De origen holandés, de lengua “afrikáans”, que es una variante criolla del holandés y de religión calvinista.

Baden Powell - Scouts - Citas de liderazgo - Carisma - Enhamed Coach - Coaching

Baden Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

Cada aspecto comentado es de importancia crucial para entender lo que os voy a contar. Porque sí, estas guerras Boers (hubo dos) enfrentaron a dos potencias imperiales: británica y holandesa. Con sus idiomas, inglés y holandés primero y después afrikáans. Con dos religiones dispares: protestantes/anglicanos y calvinistas. Cada facción con sus territorios conquistados y sus aborígenes afines, otros sometidos.

Hacer coincidir estos dos imperios en un mismo territorio, con todas estas características contrapuestas (cultura, idioma, religión…) era una bomba de relojería. Y como suele pasar con las bombas, explotaron.

Allí estaba nuestro protagonista, Baden-Powell. En Mafeking (“el lugar de piedras”). Una ciudad fundada en 1880 por mercenarios británicos en territorio de la tribu Barolong. Año 1899, empieza la segunda guerra Bóer y allí estaba Baden-Powell, sufriendo un sitio que se prolongó 217 días.

Él era el responsable de un contingente formado por mil soldados, seiscientas mujeres y niños y siete mil nativos no beligerantes. Dispuso de tres meses para confeccionar la estrategia defensiva basada en cuatro cañones y siete ametralladoras. En el horizonte veían acercarse a un contingente de más de ocho mil hombres y no tendrían auxilio en su defensa.

Baden-Powell recurrió a la astucia.

Sembró las proximidades de Mafeking con maniquíes simulando ser soldados para que los atacantes gastaran municiones. Dispuso francotiradores para diezmar la moral rival y fabricó sus propias granadas. Su lema era “la mejor defensa es el ataque”. Y atacó insistentemente para no dejar que el ejército rival se acomodara, siempre en franca inferioridad.

Tened en cuenta que hablamos de guerra y no en los mismos términos que en la actualidad. Tendréis que hacer un esfuerzo para, no justificar, sino entender de lo que os hablo.

Aguantaron meses sitiados. Sin abastecimientos, sin municiones y menguando los alimentos día tras día. Pudo evacuar a las mujeres, a los niños y a los indígenas que no luchaban. Pero dicha evacuación, si bien le daba un respiro, le hizo comprender cuán desesperada era su empresa.

Sitio de Mafeking - Segunda Guerra Boer - Baden Powell - Scouts - Citas de liderazgo - Carisma - Enhamed Coach - Coaching

Sitio de Mafeking – Segunda Guerra Boer – Baden-Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

No podía distraer ni un soldado para labores que no fueran batallar.

Tenía problemas de comunicación. Para simultanear ataques, para consolidar la defensa. Para llevar órdenes de un puesto a otro, para coordinar las menguantes tropas con espacios “de nadie” entre medias conforme iban cayendo. No podía hacer llegar municiones ni agua ni alimentos ni órdenes a los puestos más lejanos.

Y aquí empieza su verdadera historia de Baden-Powell y del movimiento Scout.

He tenido que contaros todo esto para que entendáis la trascendencia de la medida que ingeniaría y adoptaría a continuación.

Antes de brillante estratega militar, Baden-Powell fue un explorador. Era soldado, sí, pero su labor fue de exploración. Baden-Powell era un Scout. Un scout militar. Y poco a poco fue comprendiendo y entendiendo el deseo de algunos niños de ayudar en la contienda. Eran otros tiempos. Entonces un chaval de quince años podría estar casado y ser soldado profesional a lo largo y ancho del globo. Él tenía pocos soldados y había un buen puñado de niños que querían ayudar, pero nadie sabía cómo.

Hasta que Baden-Powell dio con la fórmula. No les daría un arma porque, si bien era militar de profesión y de carrera, no amaba la guerra. Pero sí amaba a las personas y entendía la frustración de esos muchachos que se sentían inútiles ante el asedio.

No les haría soldados, pero reforzaría su autoestima haciéndoles ser útiles. Y formó una tropa de scouts.

Baden Powell - Scouts - Citas de liderazgo - Carisma - Enhamed Coach - Coaching

Baden-Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

Una tropa de exploradores que servirían como enlaces entre las posiciones. Estos muchachos llevarían órdenes, víveres y municiones de un puesto a otro. No los convirtió en combatientes, pero hizo que ayudaran a no distraer ni un soldado de su labor: luchar.

No fueron “scouts” como los conoceremos con el paso de los años. Lo que sí fueron es el prototipo  del inminente movimiento Scout que crearía el propio Baden-Powell. Hizo que los chavales se sintieran útiles. Los hizo madurar enfrentándose a la vida y no huyendo de ella. Les otorgó la responsabilidad de ser útiles y lo fueron. Estos exploradores pioneros fueron el germen de algo que se instaló en su cabeza y empezaría a darle vueltas.

Logró salvar Mafeking. Aguantó con sus soldados y sus exploradores hasta que llegó el ejército británico y expulsaron a los bóers.

Antes de volver a Inglaterra pasó un tiempo en Sudáfrica. Creó el cuerpo de Policía bajo el lema “Sin mala voluntad para nadie y caridad para todos”. Su lado humano siempre se imponía al militar.

De vuelta en Inglaterra tenía que intentar materializar la idea que había nacido en su cabeza durante su experiencia africana.  El mismo Eduardo VII le licenció y le motivó para llevar a cabo su sueño.

Fundar el movimiento Scout.

Y lo logró.

Un movimiento que transfiriera el concepto de sentirse útiles a los muchachos. Un movimiento que no distinguiera diferencias entre sus miembros. Conceptos tales como la religión, la nacionalidad y el idioma serían valores capitales del movimiento Scout pero en ningún caso exclusivos ni excluyentes. Un Scout tendría su propia conciencia religiosa, su propio valor nacional y un idioma para expresarlos. Pero un scout inglés sería igual que un scout senegalés, estadounidense, japonés o español. Y todos los scouts serían hermanos entre ellos.

Todos los Scouts tendrían un único fin común: ser útiles a la Sociedad.

Baden-Powell creó el movimiento Scout para hacer que los jóvenes aprendieran de los adultos y juntos construyeran una Sociedad justa y digna para todos por igual.

Bebió del ejército porque él mismo había sido militar toda su vida. Creó un movimiento esencialmente paramilitar con fines cívicos. Se valió de las jerarquías para organizar a los Scouts. Los uniformó porque entendió que el uniforme igualaba a todos los Scouts. Y los hubo nobles y plebeyos, cristianos e hindúes, británicos e indios. Todos iguales, todos diferentes, y en la diversidad, la unidad.

Flor de Lis símbolo Scout - Baden Powell - Scouts - Citas de liderazgo - Carisma - Enhamed Coach - Coaching

Flor de Lis símbolo Scout – Baden-Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

La simbología Scout resulta de una riqueza extraordinaria que merecería varios artículos para cada uno de sus elementos. Tan solo deciros que adoptó la flor de lis como símbolo único para el Movimiento Scout. Como brújula que marca el norte, como hermandad entre sus pétalos, junto con el saludo de los tres dedos alzados, con el pulgar sobre el meñique, como protección del fuerte al débil.

También dotó al Scout de una pañoleta.

De hecho no se es Scout sin ella, y para lograrla hay que hacer la Promesa Scout. Dicha promesa es un compromiso y el compromiso insufla valor a quien se compromete. En este caso un Scout se compromete con su grupo Scout, con la hermandad Scout y con la Sociedad del mundo entero.

Saludo Scout - Baden Powell - Scouts - Citas de liderazgo - Carisma - Enhamed Coach - Coaching

Saludo Scout – Baden-Powell – Scouts – Citas de liderazgo – Carisma – Enhamed Coach – Coaching

Los Scouts han participado en casi todas las guerras habidas tras su fundación. Pero nunca empuñando un arma. Han ayudado a rescatar personas tras bombardeos. Sofocando incendios, Construyendo hospitales de campaña. Han salvado a miles de refugiados, empezando por los judíos que huyeron del nazismo y llegaron a España conducidos y guiados por scouts que les mostraban el camino a través de los Pirineos.

En España llegaron a estar prohibidos porque Baden-Powell era o se le creía masón. Pero las autoridades hicieron la vista gorda para permitir la llegada de esos refugiados a España. Era noble su causa y, aunque prohibidos, siguieron actuando.

Los Scouts siguen presentes en todas las catástrofes humanitarias. Siempre dando todo y nunca pidiendo nada. Fieles colaboradores de la Cruz Roja internacional. Voluntarios volcados a favor del olimpismo y de todas las causas que ayuden a ennoblecer al ser humano.

Ahora entenderéis por qué he querido dedicar una entrada en exclusiva a Baden-Powell. Ejemplo de superación, de líder y de persona.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×