Un coaching diferente

Superación, Mejora continua…

“La excelencia” es un hábito que podemos cultivar a diario

 

Yo lo llamo “la fórmula del agua”. Una fórmula que nos permite perfeccionar cada aspecto de nuestra vida, y nos permite alcanzar resultados extraordinarios. En nuestros servicios de coaching te entrenaremos para alcanzar la excelencia en las áreas que te definen como profesional.

  • Aprendizaje continuo

Nuestro cerebro evoluciona según aprendemos o experimentamos alguna sensación nueva. Si en vez de mirar el mundo que te rodea, lo ves con una mirada curiosa e inquisitiva mejorarás tu perspectiva y esto te ayudará a tomar las decisiones correctas. Toma el control de tu maravillosa mente y haz de ella tu mejor aliada.

  • Grandeza

Podrás afrontar y superar todas las dificultades que encuentres cuando tu propósito vital sea mayor que los obstáculos a sortear por el camino. Ese propósito se hace, no nace. Hay que crearlo, desearlo y alcanzarlo. Para ello irás amoldando tus propósitos a la etapa vital en la que te encuentres. Nuestra labor de “Coaching” te permitirá seleccionar ese propósito para este momento de tu vida.

Permíteme  ayudarte a visualizar la vida que quieres vivir, para alcanzarla.

  • Unidad

Somos seres sociables por naturaleza. Y cada uno de nosotros incorpora en su persona detalles de sus más cercanos. Somos la media de las cinco personas con las que más tiempo pasamos y, pensándolo bien, ¿para qué sirve lograr algo sin nadie con quien compartirlo?

En nuestro servicio de coaching te ayudaremos a descubrir las señales inconscientes que influyen en tus interacciones con los demás: tu lenguaje, la modulación de tu voz e incluso tu expresión no verbal (gestual). ¿Qué palabras te reconfortan? ¿Cuáles hacen sentir bien a quienes te rodean? ¿Cómo asimilar el modelo vital que has asumido en privado y con quienes compartes tu vida?

Nuestra intención, en esta etapa del proceso de coaching, es ayudarte a enriquecer tus relaciones con todo tu entorno: familia, amigos, trabajo…

  • Amor

Amar tus quehaceres cotidianos hace que su resultado refleje tu entrega constante.

A menudo se ha dicho encuentra aquello que amas. Tú decides lo que amas hacer en tu día a día. Si tu actitud es abierta y entregada no temas, lo que amas vendrá a ti. En esta fase de coaching aprenderás a dirigir el foco de tu atención vital. Para que puedas ver las oportunidades que encierran todas las cosas que te ocurren.